Hoy, último día del año. Lo acabamos con instantes de vida consciente, con el sabor de las pequeñas cosas: nata casera y desayuno juntitos 😜.

Este 2018 ha sido un año lleno de aprendizaje, espacios compartidos, personas maravillosas y maestros que me han ayudado a crecer para seguir compartiendo.
Si me tuviera que quedar con 4 frases me quedaría con:
– Un aprendizaje: El sufrimiento es una ruta de interioridad, una elección inconsciente, pero se puede crecer sufriendo menos 😜
– Mi brújula: humildad, empatía, escucha, respeto, libertad, compasión, responsabilidad, confianza, compromiso y servicio.
– Mi mantra: Si está en mi vida, es para mí.
– El sentido: Transformarlo todo en AMOR siendo tierna, firme, amable y ecuánime.
Y si tuviera que decir un propósito para este 2019 sería:
– Seguir compartiendo mi chispa de luz sin miedo y distracciones, mucha contemplación y seguir creciendo con interioridad y conciencia.
Gratitud infinita 😊🙏
Buen fin de año paa tod@s, que este 2019 sean 365 días de pequeñas acciones transformadoras en vosotros y que ésta sea la máxima aportación para poder servir desde el ❤, con menos lucha y más presencia.
Namasté 🙏🙏🙏