Hoy, último día del año. Lo acabamos con instantes de vida consciente, con el sabor de las pequeñas cosas: nata casera y desayuno juntitos 😜. Este 2018 ha sido un año lleno de aprendizaje, espacios compartidos, personas maravillosas y maestros que me han ayudado a crecer para seguir compartiendo. Si me tuviera que quedar con 4 frases me quedaría con: – Un aprendizaje: El sufrimiento es una ruta de interioridad, una elección inconsciente, pero se puede crecer sufriendo menos 😜…