En realidad, tu mundo está configurado de tal forma que nada te puede pasar, sin embargo Todo Pasa Para Ti – para tu despertar, para tu crecimiento, para tu inspiración, para tu exploración – incluso si te olvidas de eso, o si a veces no puedes verlo o si a veces caes en la distracción y en la desesperación. Cuando no hay un destino fijo, no puedes perder el rumbo, así que nada de lo que pase en tu vida…